¿Puedo darle fresas a mi perro?

Escrito por Dra. Karen Shaw Becker
apto para mascotas

Historia en Breve -

  • Darle fresas a tu perro podría ayudar a reducir su riesgo de obesidad, inflamación y cáncer; sin embargo, es importante recordar que no deben consumirse en exceso
  • Las fresas son seguras para los perros, pero recuerda que jamás debes darle fresas cubiertas de chocolate o enlatadas en almíbar, ya que contienen ingredientes tóxicos que podrían ser dañinos para su salud
  • Y aunque también son seguras para los gatos, no suelen gustarles porque no perciben el sabor dulce

Las fresas son uno de los ingredientes más populares en el mundo de la repostería. Si te gustan las fresas, tal vez ya te hayas preguntado si tu perro también puede comerlas de forma segura. En este artículo te diré si las fresas son seguras para las mascotas y qué beneficios pueden aportarle a tu amigo peludo.

¿Las fresas podrían beneficiar a los perro?

Las fresas son buenas para los perros. Son frutas de bajo índice glucémico que pueden ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en perros. Las fresas contienen nutrientes como proteína, fibra, calcio, magnesio, fosforo, vitamina C, vitamina A, folato y potasio.

El color rojo de la fresa proviene de los compuestos naturales conocidos como flavonoides, que podrían ayudar a reducir el riesgo de que tu mascota desarrolle inflamación y cáncer. También es una fruta baja en calorías y grasas, por lo que puede ayudar a controlar el peso de tu perro. Las fresas también contienen fitoquímicos con propiedades antioxidantes y anti-neurodegenerativas.

Y si alguna vez te has preguntado si es seguro darle fresas a tu perro, la respuesta es sí. Sin embargo, dado a que las fresas forman parte de la lista "Dirty Dozen" (doce alimentos más contaminados) del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés), es muy importante lavarlas bien, quitarles el tallo y las hojas, y cortarlas en trozos pequeños para que tu perro pueda digerirlas mejor. En el caso de perros pequeños, lo mejor es machacarlas o prepararlas en forma de puré para mezclarlas con su alimento. También es importante recordar que las fresas deben representar solo el 10 % (o menos) de la dieta diaria de tu mascota.

Te recomiendo hacer una prueba primero, dale a tu perro unos cuantos trozos de fresa. Si notas algún cambio en su comportamiento o digestión, debes evitarlas hasta consultar a tu veterinario.

¿Las fresas pueden ser malas para los perros?

Las fresas solo son malas para los perros cuando no están crudas y frescas, como cuando están enlatadas en almíbar, ya que podrían contener colorantes alimentarios artificiales y demasiado azúcar, lo cual podría causar inflamación, malestar estomacal, caries, cambios metabólicos, aumento de peso y diabetes.

Además, debes evitar darle a tu perro fresas cubiertas de chocolate porque el chocolate es tóxico para los caninos. En pocas palabras, solo debes darle a tu perro fresas crudas, frescas y orgánicas.

¿Las fresas también son beneficiosas para los gatos?

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA, por sus siglas en inglés) considera que las fresas son una fruta segura para los gatos, así que no te preocupes si tu gato se come una fresa. Sin embargo, los gatos no perciben el sabor dulce, así que es posible que no les interese comerlas. Pero si muestra interés por esta fruta, deja que le de unas cuantas mordidas.

Convierte las fresas en deliciosos premios para tu mascota

Consumir azúcar en exceso puede afectar de manera negativa la salud de tu mascota, así que, si estás pensando en darle fresas en forma de premios, debes asegurarte de que no contengan ingredientes dañinos en forma de endulzantes artificiales como xilitol o azúcar refinada.

Puedes darle a tu mascota fresas en trozos pequeños, pero si quieres consentirla con un bocadillo divertido y saludable, el blog Golden Woofs comparte una receta fácil de preparar, perfecta para que tu mascota se refresque durante esos días calurosos.

Ingredientes

4 fresas medianas

Yogur natural de leche de animales de pastoreo

Modo de preparación

  1. Llenar un tercio de cada molde con yogur y congelar durante una hora.
  2. Licuar las fresas con un procesador de alimentos y verter la mezcla sobre el yogur congelado. Congelar durante una hora.
  3. Agregar otra capa de yogur y congelar por otra hora.

Aparte de las fresas, esta receta incluye yogur natural de animales de pastoreo que es una buena fuente de probióticos, calcio, vitaminas B y ácido linoleico conjugado (CLA).

Recuerda que algunos yogurs que venden en el supermercado podrían contener azúcar, lo que puede afectar su calidad, así que recuerda elegir solo yogur natural y orgánico hecho con leche de animales de pastoreo. También puedes preparar yogur casero con un cultivo iniciador y leche sin pasteurizar de animales de pastoreo.

Recuerda esto cuando le des fresas a tu mascota

Según el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés), los campos donde se cultivan las fresas se rocían con "grandes volúmenes de gases venenosos" para esterilizarlos y eliminar plagas y malezas que crecen en el suelo. Esta es la razón por la que las fresas siempre se encuentran entre los primeros lugares de la lista de productos contaminados con residuos de pesticidas, carcinógenos potenciales que se relacionan con problemas reproductivos, de desarrollo y neurológicos. De hecho, en 2020 ocuparon el primer lugar de la lista de frutas y vegetales que más se rocían con pesticidas conocida como "Dirty Dozen" (doce alimentos más "sucios") del EWG.

En términos generales, las fresas son seguras para los perros, pero recuerda que siempre debes darle fresas orgánicas libres de pesticidas tóxicos. También puedes cultivar tus propias fresas, que se pueden plantar fácilmente en una bolsa de compras reutilizable, en macetas o en un huerto casero. Para obtener consejos útiles para cultivar esta fruta, lee este artículo del Dr. Mercola, "Cómo cultivar fresas".

Preguntas frecuentes sobre dar de comer fresas a las mascotas

P: ¿Pueden los perros comer yogur de fresa?

R: No recomiendo que los perros coman yogurs saborizados porque podrían contener niveles elevados de lactosa, que es dañina para las mascotas con intolerancia. Además, algunos yogurs podrían contener xilitol, un endulzante artificial que es tóxico para los perros. La mejor opción es preparar yogur de fresa casero al mezclar yogur natural de animales de pastoreo con trozos pequeños de fresas.

P: ¿Pueden los perros comer fresas y moras azules?

R: Sí, los perros pueden comer fresas y moras azules. Solo recuerda que debes dárselas con moderación y te recomiendo prepararlas en forma de puré o cortarlas en trozos muy pequeños para evitar el riesgo de asfixia.

P: ¿Pueden los perros y los gatos comer helado de fresa?

R: Debido a que algunos perros y gatos pueden experimentar problemas digestivos cuando se les alimenta con leche o crema, no es aconsejable darles helados para humanos. Pero, si tu mascota no es intolerante a la lactosa, puedes prepararle helado casero al congelar una mezcla de yogur natural y fresas.

P: ¿Pueden los gatos comer hojas de fresa?

R: Las hojas de fresa no son tóxicas si se comen. Pero según el grupo International Cat Care, los gatos que entran en contacto con las hojas de fresa pueden experimentar estornudos y problemas oculares, así que lo mejor es que tus gatos no se acerquen a las hojas de las fresas.

P: ¿Pueden los perros comer gelatina de fresa?

R: Los perros no deben comer gelatina de fresa, ya que tiene un alto contenido de azúcar y un bajo valor nutricional. Así que debes evitar la gelatina de fresa y si quieres darle esta fruta a tu perro, asegúrate que sea cruda, orgánica y fresca.