¿Las peras son buenas para las mascotas?

Escrito por Dra. Karen Shaw Becker
apto para mascotas

Historia en Breve -

  • Las peras contienen un gran número de nutrientes esenciales entre los que se encuentra el potasio, calcio y magnesio. Asimismo, son ricas en fibra, la cual favorece la salud metabólica y la digestión
  • La pulpa y la cáscara de las peras contienen tres compuestos fenólicos principales en grandes cantidades: ácido clorogénico, arbutina y epicatequina, los cuales actúan como antioxidantes. Ayudan a prevenir que tus mascotas desarrollen patologías crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, y fortalecen su sistema inmunológico. Asimismo, estos compuestos fenólicos tienen propiedades anticancerígenas, antimutagénicas y antibacterianas

Las peras (Pyrus communis o Pyrus pyrifolia) son tan jugosas y tienen un sabor tan dulce que pueden ser premios saludables para tus mascotas. Tus amigos peludos no solo disfrutarán el sabor de esta fruta, sino que también obtendrán una cantidad abismal de nutrientes en cada bocado. Continúa leyendo para descubrir más sobre los beneficios que las peras ofrecen a las mascotas.

¿De dónde vienen las peras?

La pera es una fruta popular debido a su sabor dulce y jugoso. Se considera una fruta antigua, ya que se desenterraron trozos deshidratados que se encontraban en las cuevas de Suiza durante la Edad de Hielo. Esto significa que nuestros primeros antepasados disfrutaron de las peras o, por lo menos, de su equivalente en la prehistoria. También existe un registro importante de esta fruta en diversos escritos históricos, desde La Odisea de Homero e Historia Naturalis de Plinio el Viejo, hasta Codex Arundel de Leonardo Da Vinci.

Las propiedades antiinflamatorias, antihiperglucémicas y diuréticas que caracterizan a las peras les han conferido un gran valor en materia de salud humana a lo largo de cientos de años; sin embargo, a quienes disfrutan compartir sus bocadillos con sus mascotas les complacerá saber que ellas también pueden obtener grandes beneficios de esta fruta, siempre y cuando se les brinde en estado fresco y no enlatadas.

La pera, en porciones moderadas, puede ser un premio excepcional para las mascotas debido a su alto contenido de nutrientes esenciales que son fundamentales para mantener un buen estado de salud. A pesar de eso, a algunos dueños les preocupa que las semillas de las peras contengan cianuro al igual que las de las manzanas, no obstante, las mascotas no tendrán ninguna reacción adversa si no consumen dichas semillas en una cantidad excesiva. Aun así, es mejor que retires el corazón y las semillas para evitar cualquier riesgo.

¿Por qué es buena idea elegir peras orgánicas?

Las peras ocupan el noveno lugar en la "Shopper's Guide to Pesticides in Produce Dirty Dozen" (Guía sobre pesticidas en los productos agrícolas de la lista Dirty Dozen) del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés). Por ello, asegúrate de alimentar a tu mascota con peras orgánicas para que obtenga los beneficios nutricionales que le ofrece esta fruta sin exponerse a pesticidas dañinos en cantidades considerables.

En un estudio de la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry que se llevó a cabo en 2002, los investigadores descubrieron que las peras orgánicas contenían niveles de polifenoles y antioxidantes que superaban con creces los de las frutas cultivadas de forma tradicional. Por lo tanto, es buena idea que optes por frutas orgánicas si lo que buscas es un alto valor nutricional.

Las peras son fuente de fibra para tus mascotas

Las peras contienen altos niveles de fibra, la cual favorece la salud metabólica y digestiva de tus mascotas. La fibra regula la microbiota intestinal en el tracto digestivo de tu mascota, lo que a su vez contribuye a mantener la integridad de la barrera intestinal y la inmunidad. Si tu perro o gato tiene malestar gastrointestinal de forma leve, es posible aliviar sus síntomas al alimentarlo con frutas que contengan fibra, como las peras, la cual regulará el tiempo del tránsito intestinal y optimizará la digestión.

Los compuestos fenólicos de la pera tienen el potencial de reducir el estrés oxidativo

La pulpa y la cáscara de las peras contienen tres compuestos fenólicos principales en grandes cantidades: ácido clorogénico, arbutina y epicatequina, los cuales actúan como antioxidantes. Ayudan a prevenir que tus mascotas desarrollen patologías crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, y fortalecen su sistema inmunológico. Asimismo, estos compuestos fenólicos tienen propiedades anticancerígenas, antimutagénicas y antibacterianas.

El ácido clorogénico es uno de los compuestos fenólicos que tienen mayor presencia en la alimentación humana y se ha descubierto que tiene propiedades que previenen diversas enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Esto se debe al efecto que tiene sobre el metabolismo lipídico y la regulación de la glucosa intracelular. El ácido clorogénico reduce la glucosa plasmática, lo que estimula la liberación de insulina e inhibe la absorción de grasas, según una revisión del 2013.

La arbutina, un derivado de la hidroquinona, contribuye a que los neutrófilos produzcan una cantidad de sustancias tóxicas mucho menor, lo que ayuda a combatir la inflamación. Los resultados de un estudio realizado en 2014 indicaron que la arbutina disminuye el daño tisular al reducir los niveles de especies reactivas de oxígeno.

Por último, la epicatequina es un flavonoide que se encuentra en el té verde y tiene el potencial de preservar la fuerza muscular durante el envejecimiento al aumentar los marcadores que permiten el crecimiento muscular. Además, se ha descubierto que la epicatequina reduce la ansiedad y controla los estados de ánimo al regular los factores neurotróficos.

Mejora la respuesta inmunológica al administrar vitaminas A y C

Las peras contienen las vitaminas A y C, por lo que tienen el potencial de estimular la respuesta inmunológica de tu mascota. La vitamina C es un antioxidante muy potente que combate el daño de los radicales libres y protege el sistema inmunológico, mientras que la vitamina A mejora la respuesta inmunológica al inhibir la inflamación.

La lista de beneficios continúa. La vitamina C es responsable de activar el ácido fólico, convertir el colesterol en ácidos biliares y producir serotonina, mientras que la vitamina A conserva la salud ocular y promueve el crecimiento y el desarrollo. En lo que respecta al contenido nutricional, una cucharada de peras frescas puede brindarle a tu mascota 0.375 miligramos de vitamina C y 2 UI de vitamina A.

El potasio podría mejorar la función de los órganos en las mascotas

El potasio es un nutriente que contribuye a mantener los órganos de tu mascota en condiciones óptimas y una cucharada de peras le puede brindar 10 miligramos del mismo. El potasio protege el sistema cardiovascular, los riñones y los huesos, por otro lado, optimizar los niveles de este nutriente en tu mascota favorecerá la regulación de la presión arterial y reducirá el riesgo de infarto y de enfermedad renal crónica.

A continuación, se explica cómo darle peras a tu mascota de manera segura

Asegúrate de cortar la pera en trozos pequeños para evitar riesgos de asfixia. Evita los efectos perjudiciales de la fructosa al darle a tu mascota cantidades moderadas de esta fruta.  Consigue peras frescas y evita las enlatadas en almíbar.

No olvides que los gatos son carnívoros, por lo que es poco probable que les gusten las frutas. Si tu gato muestra interés en las peras, se las puede dar sin ningún problema mientras no rebasen el 10 % de su alimentación diaria.

Si bien los alimentos para humanos, como las peras, complementan de forma saludable la dieta de tu mascota, solo debes dárselos en forma de premios o bocadillos. Las peras, al igual que otros bocadillos, deben constituir alrededor del 10 % del consumo diario de calorías, de manera que las mascotas obtengan la cantidad de nutrientes esenciales que necesitan para mantener su salud general.