¿Pueden los perros comer piña?

Escrito por Dra. Karen Shaw Becker
apto para mascotas

Historia en Breve -

  • La piña contiene bromelaína o bromelina, y las investigaciones demuestran que esta enzima tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden mejorar la calidad de vida de tu mascota
  • Por lo general, es seguro proveerle piña a un perro. Las frutas frescas y seguras pueden constituir el 5 % de la alimentación de una mascota
  • No le proporciones piña a tu perro que es alérgico a esta fruta

Los dueños de mascotas les demuestran su amor y afecto a sus perros al darles premios. También, puedes lograr que la hora de la merienda sea más saludable para tu mascota al incluir frutas en su alimentación, específicamente la piña.

Si bien, puede ser una práctica poco común (en gran parte porque algunos perros simplemente no comen piña), de hecho, ofrecerles trozos de piña a los perros que les gusta esta fruta puede mejorar su salud. Las investigaciones han encontrado que los animales podrían beneficiarse de la combinación única de nutrientes presentes en la piña.

¿Es beneficioso proporcionarles piña a los perros?

Proporcionarle piña a tu perro puede parecer un capricho extraño, pero en realidad podría beneficiar su salud. Esta fruta contiene bromelina, una enzima que ha demostrado ayudar a controlar la inflamación y promover la salud cutánea entre los seres humanos. Lo curioso es que las investigaciones demuestran que la bromelina, junto con los demás nutrientes presentes en la piña, también podrían ser beneficiosos para tu perro.

Según un estudio realizado en 1997 y publicado en Gastroenterology, la bromelina tiene potentes efectos antibacterianos que pueden ayudar a disminuir el riesgo de diarrea entre los animales. En este estudio, se utilizaron conejos como sujetos de prueba. Otro estudio presentó hallazgos similares en cerditos como sujetos de prueba.

Asimismo, la bromelina puede ayudar a controlar la inflamación en los animales. Un estudio publicado en Frontiers in Immunology señala que suministrar bromelina ayudó a inhibir la inflamación intestinal en ratas al reducir la producción de receptores inflamatorios.

Otros beneficios de la bromelina para los animales incluyen mayor fluidez de la sangre y efectos antihipertensivos. También demostró propiedades antiedémicas e inhibitorias de la coagulación. Aparte de la bromelina, la piña tiene un alto contenido de diversas vitaminas y minerales que pueden beneficiar a tu peludo amigo. La porción de 1 taza (165 gramos) de piña puede proporcionar los siguientes nutrientes:

  • Vitamina C: 78.9 miligramos (mg)
  • Folato: 30 microgramos (ug)
  • Grasas saludables: 0.2 g
  • Potasio:180 mg
  • Magnesio: 20 mg
  • Calcio: 21 mg
En un estudio publicado en PSM Veterinary Research, la suplementación con vitamina C ayudó a mejorar el proceso de recuperación de los ejemplares de pastor aleman que tomaban medicamentos para matar a los ácaros de la piel. Los resultados indican que esta vitamina es una forma económica de ayudar a mejorar la velocidad de recuperación de un perro cuando se trata la demodicosis generalizada. Los perros también necesitan vitamina C para realizar funciones biológicas similares a los seres humanos, como la síntesis de colágeno, carnitina y norepinefrina.

¿Es perjudicial proporcionarles piña a los perros?

Por lo general, es seguro proporcionarles piña a los perros. De hecho, American Kennel Club recomienda esta fruta como premio saludable para una mascota, hasta el 5 % de la alimentación diaria de un perro puede consistir en fruta saludable, en forma de premios frescos.
Además, debes estar muy atento a tu mascota cuando lo alimentas con piña, ya que podría padecer una alergia alimenticia. Una alergia alimenticia es la respuesta negativa del cuerpo cuando consume una sustancia particular. Los factores responsables más comunes son el cordero, pollo, maíz, soya y huevos. Algunos síntomas de alergia alimenticia son:

Si crees que tu perro podría ser alérgico a las piñas, debes dejar de proporcionarle la fruta de inmediato. Consulta con tu veterinario en caso de que los síntomas persistan. Debes tener precaución al alimentar con piña a tu gato, especialmente si es la primera vez. Esta fruta contiene actinidaina (actinidina), una enzima que también se encuentra en el kiwi y puede desencadenar alergias. Ten cuidado con cualquier posible alergia alimenticia y deja de proporcionarle piña a tu gato si presenta alguna reacción negativa.

¿Pueden los gatos comer piña?

Los gatos son predominantemente carnívoros, y es menos probable que coman premios dulces, pero si demuestran interés, puedes intentar proveer pequeñas cantidades. Por lo general, es seguro proporcionarles porciones pequeñas de piña a los animales; y de acuerdo con VCA, pueden beneficiarse de diversas enzimas. En particular, la bromelina puede ayudar a controlar la inflamación y mejorar la salud de la piel.

La piña puede beneficiar a tu mascota, pero debes proveerla con moderación

Los perros o gatos pueden utilizar los nutrientes de la piña para obtener un impulso adicional en su salud. Asegúrate de controlar el tamaño de las porciones. Los trozos grandes de piña pueden ser un peligro de asfixia para algunos perros, por lo que es importante cortar la fruta en trozos pequeños. Las frutas, incluyendo a la piña, no deben constituir más del 5 % en la alimentación en general, ya que el contenido de azúcar puede afectar negativamente en su bienestar.

Preguntas frecuentes sobre la piña y las mascotas

P. ¿Pueden los perros consumir el corazón de la piña?

R. No se recomienda proporcionarles el corazón de la piña a los perros, ya que su textura dura puede causar asfixia. Solamente debes proporcionarles pequeños trozos de la pulpa suave de la piña a tus mascotas.

P. ¿Pueden los perros comer piña enlatada?

R. No debes proporcionarles piña enlatada a tus mascotas. El exceso de azúcar del jarabe podría perjudicar el bienestar de tu mascota, debido a que perdió sus enzimas desde hace tiempo. Debes apegarte únicamente a proveerle piña fresca.

P. ¿Es seguro proporcionarles jugo de piña a los perros?

R. El jugo fresco de piña no es tóxico para los perros, pero tampoco es recomendable. Debido a que se le quita su contenido de fibra, puede producir diarrea.