¿El apio es bueno para tu mascota?

Escrito por Dra. Karen Shaw Becker
apto para mascotas
mascotas pueden comer apio

Historia en Breve -

  • Puedes darle apio a tu mascota en forma de bocadillos o premios, o incluirlo en un régimen alimentario que sea adecuado en nutrientes y apropiado para su especie
  • Este vegetal es rico en fitoquímicos que tienen poderosas propiedades antioxidantes que reducen el riesgo de daño oxidativo en tu mascota, el cual suele conducir a diversas enfermedades crónicas como cardiopatías, diabetes y cáncer
  • El apio es una excelente fuente de diversas vitaminas B, tales como folato, vitamina B6 y riboflavina
  • Ya sea picado o en cubitos muy finos, hay muchas maneras de incluirlo en el alimento de tu mascota
  • Este vegetal crujiente y saludable incluso puede ser de ayuda para refrescar el aliento

Existen muchos platillos que no sabrían igual sin el sabor terroso y picante del humilde apio (Apium graveolens). Ya que se suele utilizar en sopas, ensaladas, estofados y guisados, la versatilidad de este vegetal lo convierte en un buen complemento que debes tener en tu repertorio de cocina.

Si tienes una mascota, es probable que te preguntes si también ella puede beneficiarse del apio. La respuesta es sí. Puedes darle apio a tu mascota en forma de bocadillos o premios, o incluirlo en un régimen alimentario que sea adecuado en nutrientes y apropiado para su especie. Sigue leyendo para obtener más información acerca del valor nutricional del apio y cómo debes dárselo a tu mascota.

Sabías que...

Sabías que...

apio

El apio forma parte de la "santísima trinidad" de la cocina francesa, junto con la cebolla y la zanahoria. La combinación de estos tres vegetales aromáticos se denomina "mirepoix", la cual es la base del sabor de muchos platillos franceses.

Estos antioxidantes también aportan otros beneficios a la salud

Este vegetal es rico en fitoquímicos que tienen poderosas propiedades antioxidantes, tales como "ácido cafeico, ácido p-cumárico, ácido ferúlico, apigenina, luteolina, tanino, saponina y kaempferol". Estos compuestos pueden reducir el riesgo de daño oxidativo en tu mascota, el cual suele conducir a diversas enfermedades crónicas como cardiopatías, diabetes y cáncer.

Además de contar con propiedades que combaten los radicales libres, estos fitoquímicos también presentan otras actividades farmacológicas. Por mencionar un ejemplo, la apigenina se considera uno de los compuestos fenólicos más reconocidos, ya que tiene "una gran cantidad de propiedades nutricionales y organolépticas".

Un estudio que se realizó en animales y se publicó en el Journal of Pharmacy and Pharmacology demostró que la apigenina puede ayudar a regularizar la hiperglucemia, la peroxidación de lípidos y la disfunción tiroidea. Asimismo, se ha demostrado que tiene diversas propiedades que protegen el sistema nervioso y que mejoran la cognición.

Por otro lado, el kaempferol presenta propiedades antiinflamatorias, neuroprotectoras, antimicrobianas y antidiabéticas. Un estudio que se publicó en Lipids in Health Disease demostró que el kaempferol tuvo un efecto sobre las moléculas inflamatorias en los animales que participaron, lo cual ayudó a aliviar la aterosclerosis que padecían.

El betacaroteno es esencial para la salud ocular y ósea, al igual que para la inmunidad

Una cucharada de apio le brinda a tu mascota 20.2 microgramos de betacaroteno. Este carotenoide contiene propiedades antioxidantes muy potentes y ayuda a modular las respuestas inmunológicas.

El betacaroteno es el precursor de la vitamina A, que es fundamental para el crecimiento óseo, la salud reproductiva, la diferenciación celular, la respuesta inmunológica y la salud visual de tu mascota.

Las investigaciones también han demostrado que, en los perros, el betacaroteno puede estimular las respuestas inmunológicas tanto humorales como celulares. Incluso los perros de edad avanzada cuyas respuestas inmunológicas eran inferiores experimentaron mejoras significativas después de que sus niveles de betacaroteno fueran más altos.

El apio contiene una gran variedad de vitaminas B esenciales

El apio es una excelente fuente de diversas vitaminas B, tales como folato, vitamina B6 y riboflavina. La vitamina B6 es fundamental para el desarrollo cerebral, las funciones del sistema nervioso y la salud inmunológica, y una cucharada de apio contiene 6 microgramos de la misma. En un estudio que se publicó en el Journal of Nutrition, los investigadores descubrieron que los perros que tenían deficiencia de vitamina B6 desarrollaron anemia y experimentaron insuficiencia cardíaca.

Respecto al folato, tu mascota puede obtener 2.7 microgramos por la misma porción de apio. Este nutriente es esencial para la función metabólica, la síntesis de ADN y el crecimiento celular. Por otro lado, la riboflavina es vital para que el crecimiento y el desarrollo se lleven a cabo de manera adecuada. La misma porción del vegetal contiene 4 microgramos de esta vitamina.

datos graciosos

Datos curiosos sobre el apio

Datos curiosos sobre el apio

Los antiguos griegos y romanos solían darle coronas de apio a sus atletas para celebrar sus victorias. De igual forma, se han encontrado guirnaldas tejidas con apio en algunas tumbas egipcias.

La vitamina C influye en la salud de tu mascota de varias maneras

Otro antioxidante que se encuentra en el apio y vale la pena destacar es la vitamina C; una cucharada contiene 0.232 miligramos. De acuerdo con un artículo que se publicó en Topics in Companion Animal Medicine:

"La vitamina C se sintetiza en el hígado en la mayoría de las especies, lo que incluye a perros y gatos, y se distribuye a través de los tejidos corporales. Esta vitamina tiene un papel fisiológico de vital importancia en numerosas funciones metabólicas, tales como el crecimiento y el mantenimiento de los tejidos, la prevención del estrés oxidativo y la regulación inmunológica".

Se han relacionado niveles bajos de vitamina C con el estrés y el desarrollo de enfermedades. Diversas investigaciones sugieren que la vitamina C es un "tratamiento que tiene el potencial de salvar vidas" en el caso de perros y gatos que padezcan afecciones críticas, como el shock séptico, además de que puede ayudar a proteger el cartílago articular en perros.

El apio es una excelente fuente de fibra alimenticia

Tal vez hayas escuchado que las mascotas necesitan consumir cantidades pequeñas de fibra y aunque sea cierto, eso no significa que el apio perjudique a tu amigo peludo por contener altos niveles de esta.

En el Internet abunda información errónea sobre muchas frutas, vegetales, frutos secos y semillas saludables. Esto se debe a que los sitios web han etiquetado todos los riesgos (como el riesgo de que un consumo excesivo provoque problemas gastrointestinales, o que se ahogue con trozos demasiado grandes o con huesos) como "toxicidades", lo cual no es cierto, no obstante, han logrado confundir a millones de amantes de las mascotas.

Algunos sitios web sugieren evitar el apio debido a que es un vegetal "fibroso" (lo cual se soluciona al cortarlo en trozos pequeños). La fibra que contiene el apio puede mejorar la salud intestinal de tu mascota y promover la peristalsis regular. No obstante, debes asegurarte de usar el sentido común al alimentar a tu amigo peludo: corta el tallo en trozos pequeños y evita darle cantidades excesivas. Ten presente que los premios saludables como este deben representar menos del 10 % de su consumo calórico diario.

Intenta adquirir apio orgánico en la medida de lo posible

Ya sea picado o en cubitos muy finos, hay muchas maneras de incluir este vegetal en el alimento de tu mascota. Además de ser fuente de fitoquímicos y vitaminas que favorecen la salud, el apio puede ayudar a refrescar el aliento.

Aun así, debes tener en cuenta que ocupa el puesto número 11 en la lista Dirty Dozen (docena sucia) del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG), en la cual se enumeran productos que se han cultivado de manera convencional y suelen contener cantidades considerables de residuos de pesticidas. Puedes ir al mercado de agricultores local para comprar apio orgánico que no se haya fumigado y, de esta manera, evitar que tu mascota se exponga a sustancias químicas nocivas. Si no logras conseguir apio orgánico en la zona donde vives, utiliza el que puedas adquirir, pero asegúrate de enjuagarlo bien.